Bizcocho de Aceite de Oliva Virgen, Almendras y Cítricos y Sorteo Aceites Guadalquivir

Estrenamos nueva imagen en Cocinando con las chachas como ya os habréis dado cuenta, y para celebrarlo hemos preparado el sorteo de un ingrediente que no falta en nuestras recetas y, como nuestro blog,  refleja cómo es nuestra cocina: sencilla, saludable, sabrosa, muy de nuestra tierra .... es el Aceite de Oliva Virgen extra.

 

El Aceite de Oliva Virgen Extra es protagonista en nuestros desayunos, guisos, frituras, incluso en nuestras recetas dulces, sustituyendo en muchas ocasiones a la mantequilla y haciéndolos más saludables.
Y para que todos vosotros podáis disfrutar del mejor aceite de oliva os proponemos el sorteo del 
aceite virgen extra de excepcional calidad de Aceites Guadalquivir  y nuestra mejor receta de bizcocho, el bizcocho de aceite de oliva virgen extra.
Para contrastar este bizcocho lleva también el sabor ácido y la jugosidad de los cítricos que combina muy bien con el sabor intenso del aceite de oliva virgen extra.
Así que os proponemos un sorteo y un bizcocho "muy de Las Chachas", que no os debéis perder


El premio de nuestro sorteo son 20 litros de Aceite de Oliva Virgen Extra BUENSALUD de variedad Picual de excelente calidad y 2 botellas de 500 cc de Aceite de Oliva Virgen Extra BUENSALUD SELECCIÓN ESPECIAL, que es un aceite de gama alta obtenido en frío de aceitunas recogidas en el mes de octubre.

¿Cómo participar en el sorteo? Muy sencillo, solo tenéis que:

1. Dejar un comentarío en esta entrada contándonos en que receta dulce es para ustedes imprescindible el Aceite de Oliva Virgen Extra, junto con vuestro nombre y un correo electrónico para que podamos ponernos en contacto con vosotros en el caso de resultar ganadores. Fácil ¿verdad?

2. Debéis haceros fans de las páginas de Facebook de Aceites Guadalquivir Sca y de Cocinando con Las Chachas, si aún no lo sois.

3. Además por compartir el logo de nuestro sorteo que tenemos en nuestra página de Facebook tendréis dos participaciones en el concurso. Este requisito no será obligatorio.


El sorteo empieza ahora mismo y podéis participar hasta las 23:59 del domingo 21 de Septiembre.

Sólo se admitirá un comentario por persona.

El envío del premio se realizará a Península y Baleares.

Si tienes un blog puedes compartir el logo del sorteo, así nos ayudas a que llegue a más personas.

El resultado del sorteo se publicará en nuestro blog y también se publicarán en redes sociales.



Vamos ya con la receta

Ingredientes:

  • 200 gr de harina
  • 125 gr de almendra cruda
  • 250 gr de azúcar
  • 3 huevos
  • 125 ml de aceite de oliva virgen extra de Aceites Guadalquivir
  • 100 ml de leche entera
  • Ralladura de naranja, limón y lima
  • Dos cucharadas de naranja confitada picada
  • Rodajas de naranja, limón y lima para decorar


Elaboración:
Precalentamos el horno a 180º.
En un procesador de alimentos picamos la almendra muy fina hasta que sea prácticamente una harina. La podemos usar ya molida pero nosotras siempre compramos las almendras enteras, nos parece que queda una almendra molida más fresca.
Mezclamos en un bol la harina tamizada, la almendra molida y la levadura. Reservamos.
En otro bol batimos los huevos y el azúcar hasta conseguir una crema espumosa.
Incorporamos a esta mezcla la ralladura de los cítricos, el aceite de oliva y la leche. Batimos bien.
Añadimos la mezcla de harina a la mezcla líquida anterior batiendo bien con las varillas. Una vez que la mezcla esté homogenea incorporamos la naranja confitada.
Forramos un molde rectangular con papel de horno y vertemos la masa del bizcocho. Llevamos al horno donde se cocinará a 180º durante unos 50 minutos (con la opción ventilador a ser posible)
Pasado este tiempo comprobamos que el bizcocho esté cocido pinchando con una aguja (esta deberá salir limpia) y enfriamos sobre una rejilla.
Cuando vayamos a servir el bizcocho decoramos con rodajas de cítricos, azúcar en grano y un generoso chorreón de aceite de oliva virgen extra.



Tortitas con Helado Casero de Sirope de Arce y Nueces

Teníamos muchísimas ganas de hacer esta receta.
Nos encantan las tortitas con sirope de arce y también el helado de nata con nueces, así que en este postre los hemos combinado nuestros sabores favoritos. El resultado ha sido todo un acierto!!


El helado es supercremoso de sabor muy suave a sirope de arce y con el toque crujiente de la nueces frescas.
Y las tortitas... bueno, es que estas tortitas son buenísimas, muy esponjosas porque llevan claras a punto de nieve y las yemas también batidas. Ya las preparamos en otra ocasión en un original degradado color rosa ... las Pink Ombre Pancakes ¿os acordáis?


Con esta receta participamos en el concurso Pon un helado en tu mesa del blog Mil ideas Mil proyectos, justitas justitas de tiempo pero participamos!!

Ingredientes:

Para el helado
  • 300 ml de nata para montar 
  • 200 ml de leche evaporada
  • 100 g de azúcar
  • 50 g de sirope de arce

Para las tortitas:
  • 200 gr de harina
  • 250 ml de leche
  • Unas gotas de zumo de limón
  • Dos yemas de huevo
  • Dos claras de huevo
  • Unas gotas de extracto de vainilla
  • Una cucharada de azúcar
  • Una cucharadita de levadura química
  • Una pizca de sal
  • Dos cucharadas de aceite de oliva
Para decorar
  • Nueces peladas y picadas
  • Sirope de arce

Elaboración:
En primer lugar elaboramos el helado.
Batimos la leche evaporada bien fría con las varillas hasta que doblen su volumen.
Mezclamos la nata, que también debe estar muy fría, con el azúcar y el sirope de arce y la mezclamos con la leche evaporada.
Llevamos la mezcla a la heladera y seguimos las instrucciones del fabricante. Cuando esté listo, mezclamos con las nueces picadas y llevamos al congelador para que termine de solidificar.
Si no disponemos de heladera vertemos la mezcla en un recipiente y llevamos al congelador. Después de pasadas las dos primeras horas, lo sacamos para batirlo bien con unas varillas y evitar así que se formen cristales de hielo. Las dos horas siguientes volvemos a sacar cada hora y batir bien con las varillas. La última vez que lo saquemos añadimos las nueces picadas.

Cuando tengamos preparado el helado será el momento de preparar las tortitas.
Primero añadimos el zumo de limón a la leche y dejamos que repose al menos diez minutos, así conseguiremos buttermilk casero que dará esponjosidad y ternura a nuestras tortitas.
Mientras tanto, mezclamos en un bol la harina, el azúcar, la levadura y la pizca de sal.
Montamos en un bol pequeño las claras a punto de nieve y reservamos.
En otro recipiente batimos las yemas y las añadimos a la leche que habremos mezclado también con el aceite.
Vamos incorporando los ingredientes secos batiendo bien para que no queden grumos y, por último, añadimos las claras a punto de nieve.
Las tortitas las cocinamos en una sartén que habremos engrasado ligeramente con un papel de cocina untado en aceite o mantequilla. Echamos una pequeña cantidad de masa, esperamos a que dore ligeramente y damos la vuelta. Vamos reservando en caliente en un plato.
Montamos el postre colocando capas de tortita y helado de sirope y nueces.
Decoramos con nueces picadas y más sirope.


Bizcocho de Piña y Caramelo

¿El mejor bizcocho del mundo? Para nosotras este bizcocho de piña es el mejor del mundo!!


¿Por qué?
Por su textura: la esponjosidad del bizcocho con la fresca textura de la piña y el ligero crujiente del caramelo combinan a la perfección.
Porque su elaboración es muy sencilla y su receta facilísima de recordar.
Porque es muy jugoso, está emborrachado con el jugo de la piña.
Porque es a la vez tradicional y original, ya que es la receta de mamá con el toque exótico del Garam Masala.
Y porque está delicioso!!! Tiene un toque de Garam Masala que le da ese puntito que hace a todos preguntar... ¿pero qué tiene este bizcocho que está tan bueno?


Así que este es el bizcocho que hemos elegido para participar en el reto El Mejor Bizcocho del Mundo que nos propone Javi de Javirecetas. A ver si ternemos suerte!!!

Vamos con la receta
Ingredientes:
  • Una lata mediana de piña en su jugo
  • Un yogur natural
  • Tres medidas de yogur de harina
  • Dos medidas de yogur de azúcar
  • Una medida de yogur de aceite de oliva suave
  • Tres huevos
  • Un sobre de levadura química (tipo Royal)
  • Una pizca de sal y de Garam Masala (opcional)
  • Caramelo líquido
Elaboración:
Caramelizamos el fondo de un molde para tarta o bizcocho y colocamos sobre el caramelo las rodajas de piña el almíbar escurridas. Reservamos el jugo.
Precalentamos el horno a 180º.
Batimos con las varillas los huevos y cuando estén espumosos incorporamos el yogur. No tiramos el envase ya que nos servirá para medir el resto de ingredientes que iremos añadiendo batiendo bien: azúcar´, pixca de sal,  pizca de Garam Masala, aceite y, por último, la harina que habremos mezclado con la levadura.
Vertemos la mezcla en el molde y horneamos unos 30 minutos, con aire preferiblemente.
Cuando el bizcocho temple un poco, sin que llegue a enfriarse del todo, desmoldamos y pincelamos con el jugo de la piña después de pinchar el bizcocho con un palillo por la superficie. Así quedará más jugoso.


Trucos, consejos y variantes:
- ¿Sabías que este bizcocho podría hacerse también sin necesidad de horno? Si te lanzas a hacerlo necesitarás una cazuela honda y grande con tapadera. Deberás cocinar el bizcocho tapado a fuego medio-bajo unos diez minutos. Sabrás que está hecho cuando al pinchar con una aguja salga limpio. A nosotras nos gusta más como queda en el horno, pero es buena opción si no dispones de él.

Pollo a la Cerveza

Acabadas las vacaciones y con la vuelta al trabajo echamos mano en casa del recetario de cazuela que tenemos repleto de recetas para preparar la tarde anterior, de eso solo necesitan calentarse a la vuelta de la jornada laboral o como mucho darles el último toque.


Guisos, potajes, estofados, ... se hacen amos de nuestros almuerzos en esta época, ya que son platos que siguen estando muy ricos de un día para otro (algunos están incluso mejor tras el reposo). Para que se conserven bien, nosotras dejamos enfriar el guiso en la cazuela y después lo pasamos a un recipiente de cristal con tapadera para llevar a la nevera.


La receta que os traemos hoy es una de esas recetas de cazuela, muy sencilla de preparar que además tiene todo el sabor de la cocina casera. Lleva una lata de cerveza al limón Radler que nos han hecho llegar nuestros amigos de Disfrutabox en su selección de productos de alimentación, hogar y cosmética de este mes, como siempre en una caja sorpresa llena de todas las novedades que saben que nos van a gustar.

Vamos ya con la receta.

Ingredientes:

  • Un pollo entero cortado a trozos
  • Una cebolla
  • Dos tomates
  • Dos dientes de ajo
  • Una lata de cerveza al limón Radler
  • Un vaso de caldo de verduras
  • Un vaso de agua
  • Harina
  • Pimienta en grano
  • Pimienta molida
  • Laurel
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal

Elaboración:
En una cazuela ponemos los dos dientes de ajo picados con la cebolla, el tomate, las hojas de laurel y los granos de pimienta, todo a la vez (todo en crudo como se dice por nuestra tierra).
Mientras tanto salpimentamos el pollo y lo enharinamos ligeramente. Freímos los trozos de pollo en una sartén con aceite de oliva virgen extra y lo vamos incorporando a la cazuela donde teníamos la verdura.
Cuando todo el pollo esté en la cazuela añadimos la cerveza, el agua y el caldo de verduras y dejamos cocinar unos cuarenta y cinco minutos. Tenemos en cuenta que a media cocción hay que probar el guiso para rectificar de sal.
Y listo para servir.


Ensalada en Tarro (Salad in a Mason Jar)

Septiembre nos llega a nosotras lleno de exámenes, de vuelta a la rutina, de horarios; nos trae el fin de las vacaciones y también el fin del verano, ese extraordinario periodo estival del que tanto disfrutamos con sus días de playa y piscina, sus noches "en tirantas",.... Pero también viene cargado de planes y proyectos para el nuevo curso.


Entre todos los buenos propósitos (como en Año Nuevo) que nos proponemos cumplir a rajatabla y casi siempre conseguimos todo hay que decirlo, está el de seguir una dieta saludable, variada y con abundante fibra, verduras y frutas frescas. Y como queremos empezar el curso con buen pie, hemos preparado esta colorida ensalada de verduras en tarro que ha hecho las delicias de todos en casa.


Salsa César, pepino, zanahoria, remolacha cocida, unas latitas de pollo en aceite Matachín y unos tarritos pequeños es lo que hemos necesitado para sorprender a nuestros comensales de la forma más saludable.
Y es que a nosotras nos gusta el pollo en lata, porque es bajo en grasas saturadas, con ingredientes 100% naturales ... y porque está riquísimo.
¿No lo habéis probado aún? Ya nos contaréis si lo hacéis.
Vamos con la receta

Ingredientes:

Para la salsa César
  • Un huevo
  • Un diente de ajo pequeño
  • 50 gr de queso Grana Padano rallado
  • Cinco anchoas en salazón
  • Una cucharada sopera de zumo de limón
  • Dos cucharaditas de salsa Perrins
  • Una cucharadita de salsa mostaza
  • Cinco cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • Sal y pimienta
Para la ensalada
  • Dos pepinos
  • Tres zanahoria
  • Tres remolachas cocidas
  • Dos latas de pollo en aceite Matachín
Elaboración:
Preparamos la salsa césar batiendo todos los ingredientes, salvo la sal, en la batidora eléctrica de mano y batiendo bien hasta que quede una salsa mayonesa. Podemos añadir unas cucharaditas de agua si nos gusta más ligera, aunque en esta receta hay que tener en cuenta que las verduras frescas ralladas suelen soltar algo de agua si no se sirven inmediatamente...
Rectificamos de sal y de ácido al final, añadiendo sal o unas gotas de vinagre si lo vemos necesario.
Reservamos la salsa en la nevera.
Con ayuda de un procesador de alimentos o con la mandolina rallamos los ingredientes de la ensalada del grosor que más nos guste. Nosotras esta vez le hemos dado un rallado grueso.
Montamos la ensalada en los tarros primero la salsa y después el pepino, la zanahoria, la remolacha y el pollo en aceite bien escurrido, por ese orden. 
Tapamos los tarros y servimos inmediatamente.


Trucos, consejos y variantes:
- Esta ensalada hay que servirla nada más hacerla, servirlas en tarro sólo es una presentación, ya que si no la verdura se pondría pocha y la remolacha soltaría agua que nos arruinaría el aspecto de la ensalada. Por esta razón, las verduras tienen que estar bien frías en el momento de elaborar el plato.
- Hay multitud de formas de preparar las ensaladas en tarro pero siempre debes poner primero la salsa y sobre ella el resto de los ingredientes, de forma que los más delicados queden arriba (lechuga, pasta, ...).

Polos de Ciruela y Yogur Griego

Hacer polos caseros es lo más fácil del mundo, solo necesitamos moldes para polos (hay cientos de modelos distintos, algunos superoriginales!!) y un poco de paciencia para esperar a que solidifiquen en el congelador (en casa de esto es de lo que no tenemos, a cada momento estamos curioseando en la nevera... a ver si están...).
Los podemos preparar de leche, de crema, de chocolate, de vainilla, ... de uno o varios sabores, ... con trocitos de frutas...


La receta que hoy os traemos no puede ser más saludable ya que combina yogur y fruta natural.
Los niños se los comen requetebien, tan fresquitos con el calor que hace ahora, y nosotras tan contentas!!










Vamos con la receta
Ingredientes para 12 polos:
  • 600 g de ciruelas 
  • 170 g de azúcar 
  • 125 ml de agua 
  • Dos yogures griegos
Elaboración:
Lavamos las ciruelas, las deshuesamos y las mezclamos con en azúcar aplástandolas con el tenedor para que suelte el jugo. Dejamos reposar 30 minutos.
Pasado este tiempo las ponemos en un cazo junto al agua y calentamos hasta que empiece a hervir. Las dejamos enfriar a temperatura ambiente.
Pasamos la mezcla a la batidora y le añadimos los dos yogures. Batimos y repartimos en los moldes. Dejamos como mínimo de 5 horas en el congelador.

Cuando queramos degustarlos, pasamos los moldes un segundo por agua caliente y se desmoldarán fácilmente.


Pastel de Patatas y Berenjenas

Desde que empezamos Cocinando con Las Chachas, muchos familiares y amigos comparten con nosotras sus mejores recetas dulces y saladas, y también sus trucos infalibles de cocina. La mayoría de ellas están ya en nuestro recetario para que vosotros podáis también disfrutarlas.


Este es el caso de este pastel de patatas y berenjenas que nos propuso una amiga y que no hemos tardado en hacer porque además de rico es facilísimo de preparar y aprovecha las últimas berenjenas de la temporada.


Vamos con la receta.

Ingredientes:
  • Cinco patatas medianas
  • Dos berenjenas hermosas
  • Una cebolla
  • 200 gr de jamón de York
  • 100 gr de queso en loncha
  • 200 gr de queso rallado para gratinar
  • Aceite de oliva virgen
  • Sal
Elaboración:
En primer lugar ponemos a cocer las patatas bien lavadas y con su piel hasta que estén bien tiernas para hacer el puré. Nosotras siempre para esta elaboración usamos la olla a presión.
Mientras se cocinan las patatas, pochamos la cebolla y la berenjena en cortadas en cuadraditos en un fondo de aceite de oliva.
Cuando las patatas estén bien tiernas preparamos el puré y lo mezclamos con las verduras pochadas y el jamón de York también picado en cuadraditos.
Es el momento de precalentar el horno a 180º con la función grill activada.
En la fuente en la que vayamos a gratinar el pastel colocamos las lonchas de queso cubriendo el fondo. Repartimos sobre el queso el puré, y por último el queso de gratinar.
Llevamos el pastel al horno y cocinamos hasta que la superficie se gratine.
Listo para servir.

Trucos, consejos y variantes:
- Este pastel tan sencillo acepta muchas variantes: utiliza fiambre de pavo en vez de jamón York u otro fiambre que te guste, gratina con tu queso rallado favorito ya sea mozarella, emmental, mezcla de quesos, ...
- No lleva huevo así que es apto para intolerantes a este alimento.


Diseñado por El Perro de Papel